Instrucciones para introducir el sellante anti-pinchazos X-Sauce en sistema tubeless.

En primer lugar agite el bote hasta que todo el líquido quede bien mezclado de forma homogénea.

Las cantidades recomendadas de líquido sellante para cada tipo de rueda y grosor son:

MTB 26": 80-100ml.  I  MTB 27,5": 90-110ml.  I  MTB 29": 100-110ml.  I  Fat bike: 170-200ml.  I  Rueda de carretera: 40ml.

Tenemos varias opciones para aplicar el sellante anti-pinchazos a nuestras ruedas tubeless, dependiendo principalmente del tipo de válvula.


1º Opción: será suministrar el líquido directamente a la rueda a través de la válvula.

1.a En caso de válvula gruesa o schraeder, necesitaremos un tapón de terraja para la correcta extracción del obús; la válvula gruesa siempre es desmontable. Una vez extraído el obús, quedará la válvula hueca y lista para suministrar el sellante anti-pinchazos.

Inyecte directamente el líquido desde la botella. Una vez introducido el sellante, retrocederemos nuestros pasos ajustando nuevamente el obús a la válvula, asegurándonos que quede prieto para evitar fugas de aire y líquido sellante. Dé aire a su rueda.

1.b En caso de válvula fina o presta desmontable, deberemos encajar la llave presta y hacer girar el obús hasta desenroscarlo por completo, será el momento de extraerlo. Una vez extraído el obús, quedará la válvula hueca y lista para poder inyectar el líquido sellante. 

Inyecte directamente el líquido desde la botella. Una vez introducido el sellante, retrocederemos nuestros pasos ajustando nuevamente el obús a la válvula con la llave presta, asegurándonos que quede prieto para evitar fugas de aire y líquido sellante. Dé aire a su rueda.

1.c Otra opción en caso de válvula fina o presta, será suministrar el sellante mediante un inyector/jeringuilla.

En este caso necesitaremos un inyector como el de la imagen, compuesto por una jeringuilla con un macarrón o tubo fino de goma que se adapte a la válvula y que permita introducir el líquido dentro de la rueda a través de la propia válvula.

Para introducirlo es necesario quitar primero totalmente la presión de la rueda y dejar el obús abierto. Insertaremos el macarrón a presión en la válvula y presionaremos el inyector para que el líquido pase a través de la válvula al interior de nuestra cubierta tubeless. Una vez introducido el sellante, retrocederemos nuestros pasos nuevamente cerrando el obús asegurándonos que quede bien cerrado para evitar fugas de aire y líquido sellante. Dé aire a su rueda y compruebe que su cubierta tubeless quede bien talonada en la llanta para evitar fugas de aire y líquido. En caso de notar un mal talonado con la consiguiente perdida de aire en su rueda, muévala y hágala girar para que el líquido sellante que se encuentre en el interior de la cubierta tubeless, se distribuya por todo el interior, sellando todas las perdidas de aire que pueda sufrir la rueda ya sea por un mal talonado.


2º Opción:  Usando unos desmontables, podremos destalonar la cubierta y aplicar el sellante directamente en el interior de la cubierta. Luego volveremos a montar la cubierta con los desmontables en llanta y procederemos a dar aire a las ruedas, comprobando que la cubierta queda perfectamente talonada y no hay pérdidas.


3º Opción: Será suministrar el líquido mediante un inyector con aguja. Para ello deberemos rellenar este con líquido anti-pinchazos y acoplar la aguja en el inyector. Seguidamente y sin miedo, deberemos pinchar la aguja en nuestra cubierta asegurándonos que traspasa ésta.

Importante: No es necesario bajar la presión de la rueda, pero en este caso sí es de vital importancia pinchar la rueda con la aguja del inyector a la vez que se sujeta el émbolo del propio inyector. De lo contrario, en cuanto la aguja atraviese la cubierta la presión interior de la rueda provocará que el émbolo y el contenido del inyector sean expulsados hacia el exterior con fuerza. Si no se siente con confianza para realizar esta operación simultaneamente puede quitar la presión a la rueda antes de realizar este paso.

Una vez hemos procedido al pinchazo en la cubierta, tan sólo deberemos de apretar el inyector para suministrar el sellante al interior de nuestra rueda. Finalizada la introducción del sellante extraiga la aguja y en caso de haber quitado la presión proceda a dar aire de nuevo. Finalmente gire la rueda para que el sellante se reparta bien por el interior, sellando todos los posibles poros y juntas.

Nota: en caso de sistema tubeless, una vez introducido el líquido sellante e inflada la rueda, gírela y muévala para que este se desplace y cubra toda la superficie interior, sellando los poros y juntas evitando las pérdidas de aire. Si percibe algún sonido de pérdida de aire localícelo y mueva la rueda para hacer llegar a dicho punto el líquido sellante.