Preguntas frecuentes

¿Puedo sellar cualquier llanta?

Deben ser llantas de doble pared, aquellas llantas viejas bastante anchas y en las que se ve la cabecilla del radio sobresalir por el lado interno de la llanta no pueden sellarse. En general las llantas modernas son todas de doble cara, como las Mavic Cross Ride, 717, 517, 221, 217... Si tu llanta tiene un perfil muy alto es posible que la válvula no sea lo suficientemente larga, consultanos.

Mi llanta tiene los agujeros interiores de los ojales muy cortantes... Entonces limadlos un poco para quitar esas rebabas, las cuales podrían cortar las cintas sellantes con el tiempo y la presión interior.

¿Cómo tapo los agujeros de la llanta?

Con cinta adhesiva y una cinta plástica superpuestas una sobre la otra. Como si pusieras un fondo de llanta.
Limpia primero bien la llanta por dentro. Después da 1 vuelta de la cinta blanca de doble cara o 2 vueltas de cinta transparente como si pusieras un fondo de llanta normal, pero tensando a tope. Por último, monta sobre todo lo anterior el fondo de llanta amarillo de alta tensión. Sólo debes procurar que coincida el agujero de la válvula de la llanta con el de las cintas.

¿Qué llanta me recomiendan comprar para convertir a tubeless?

Si tienes posibilidad haz lo siguiente. Coge la llanta, aunque sea en la tienda, y un metro. Haces una marca de lápiz en la llanta. La pones en el suelo y la giras en línea recta hasta que completes una vuelta. Mide la distancia recorrida lo más exactamente posible. Haz lo propio con otras llantas que te gusten. Y al final elige siempre la que más diámetro te dé. El mayor diámetro garantiza mejor talonamiento y más cantidad de cubiertas a montar y convertir a tubeless.

¿Y la válvula? ¿Por dónde meto el aire?

Te damos un par de válvulas gordas o finas y desmontables que se adaptan a todas las llantas. Las gordas son de metal, son desmontables y llevas un tapón afloja obuses en el kit para desmontarlas en caso de que se ensucien por dentro con el líquido sellante. Las finas son de metal, compatibles con llantas del sistema UST TUBELESS, también desmontables.

¿Y no se escapa el aire con una simple cinta adhesiva y la válvula apretada con la mano?

Bueno, una vez pongas las cintas y la válvula, puedes montar la cubierta y hacer una prueba de hinchado. En caso de éxito comprobarás que la rueda coge presión y se hincha. Pero, ohh!!! desilusión, en media hora, dos horas, 6 horas, un par de días como mucho... se te irá al suelo.

Aquí es donde entra en juego el líquido sellador. Una vez has comprobado que la rueda coge presión vuelve a desmontarla y antes de cerrarla de nuevo metes la dosis de líquido sellador que especificamos en las instrucciones, también puedes pincharlo con jeringuilla y aguja de 1,1 x 25 sin desmontarla. Este líquido se encargará de sellar perfectamente todos y cada uno de los pequeños poros que hacían que perdiera presión poco a poco. Ahora la rueda durará mucho tiempo.

¿Cuánto líquido meto, porque pesará...?

Metes 50-60 ml por rueda de montaña. Unos 50-60 gramos. Dosis mínima y recomendada. Puedes meter más, pero por ello no funcionará mejor y sí que pesará más. Revisa periódicamente y recarga si es necesario.

Tienes la ventaja de que este líquido además es antipinchazos, por lo que si montas una cubierta tubeless te puedo asegurar que salvo rajas salvajes o casos extraordinarios no pincharás hasta que tengas que cambiar la cubierta. Eso sí, siempre y cuando revises periódicamente tu rueda y no dejes que el líquido del interior seque totalmente (porque irá secándose con el tiempo dependiendo de muchos factores). Para las ruedas de carretera con 25-30 ml es suficiente.

¿Qué cubierta utilizamos?

Pues para ruedas de montaña yo recomiendo utilizar cubiertas tubeless, porque sellan muy bien, se pueden hinchar en muchos casos con bomba de pie sin necesidad de compresor, porque no tienen casi mantenimiento al sellar perfectamente, porque están pensados para rodar sin cubierta y están más reforzados, y porque ajustan muy bien y te olvidas de que llevas el invento.

Las cubiertas normales tienen la ventaja de que pesan bastante menos, pero tienes que estar más pendientes de ellas. Para ruedas de carretera debes usar únicamente cubiertas tubeless, son las únicas que el fabricante garantizan que no destalonarán.

¿Y si para montaña decido utilizar una cubierta normal para ahorrar peso qué problemas puedo encontrar?

En primer lugar decir que debéis buscar cubiertas que se asimilen un poco a lo que es un tubeless oficial en cuanto a tipo de goma y adaptación o acople al aro de la llanta. Las cubiertas con flancos de nylon suelen sellar peor.

Ten en cuenta que una cubierta tubeless, por su diseño, se queda muy pegadita a la llanta y por eso es fácil de hinchar. Pero una cubierta normal es posible que no se quede pegada a la llanta y no seamos capaces de hincharla porque el aire se sale por todos los lados. Para facilitar el hinchado es conveniente mojar un poco los laterales de la cubierta y de la llanta, con una brocha mojada o un pulverizador de producto de limpieza recargado cona gua sola puedes hacerlo fácilmente. Esto facilitará mucho la tarea del hinchado. Si aún así no podéis hincharla, una de dos, o el compresor no da el suficiente "Punch" de inflado, esto es, no mete el suficiente caudal de golpe, o es que realmente la cubierta no puede utilizarse sin cámara.

Por esto recomiendo pasarte por tu tienda con la llanta sellada y probar las cubiertas in situ, (si tienen compresor y te dejan probar). Podéis revisar la tabla de cubiertas probadas y aportar vuestra experiencia para que todos los bikers puedan consultarla y saber de antemano cual funcionará y cual no.

En segundo lugar la cubierta debe ajustarse de forma ceñida a la llanta. Aunque podáis hincharla, si la cubierta sale y entra de la llanta con facilidad no la utilicéis nunca. Los tubeless oficiales entran ajustados porque esto facilita el hinchado y lo que es más importante, esto hace que la cubierta no se salga de la llanta cuando estéis montando y peguéis un frenazo brusco. Prestad especial atención a esto si la cubierta es sin aros. ¿Por qué? Pues muy sencillo, porque si no tiene aros y entra muy holgada, además al dar presión se dará de sí (crecerá un poco más su perímetro), por lo que es potencialmente peligroso utilizarla. Es una pena que ocurra esto, porque las cubiertas más ligeras son las que no tienen aros, pero lo primero es vuestra seguridad.

Por último, una vez montéis la cubierta con éxito, probadla los primeros días para ver su comportamiento. Pensad que los tubeless oficiales tienen los flancos laterales bastante reforzados, lo que hace que no se deformen con facilidad. Pero lo más importante que hemos visto con algunas cubiertas es que los fabricantes para reducir peso quitan goma de los flancos laterales hasta el límite de que dejan agujeros o poros muy grandes que el líquido sellador tiene problemas en tapar al no estar en la banda de rodadura. Si montáis una cubierta que comprobáis tiene poros laterales y que os da guerra con pérdidas de aire, existe un truco verde para solucionarlo. Dejad la rueda con poca presión, limpiad la cubierta por el exterior justo donde tenga el poro y aplicad unas gotas de cola de contacto (como el Supergen de color naranja), dejad secar y después aplicáis una segunda capa. Dejáis secar hasta el día siguiente y entonces ya le dais presión. Normalmente será suficiente para que no vuelva a perder por ese poro. En casos extremos de seguir perdiendo tendríais que repetir la operación pero desmontando la rueda y por el lado interno de la cubierta.

Las cubiertas tubeless en general aceptan menos presión mejor que una cubierta normal. Esta última necesita un poco más de presión para acoplarse a la llanta sin sufrir pérdidas de aire. El tubeless tiene más gancho en el borde que las cubiertas normales, por eso sella mejor y permite llevar menos presión, además al tener los flancos laterales reforzados aguanta mejor la deformación contra piedras en ruta.

De todas formas, algunas cubiertas como las python air light de aro rígido van incluso mejor que las python tubeless, pesan menos, se comportan igual o mejor y aguantan mejor los cortes.

¿Cómo inflo la rueda, que no coge presión inicialmente?

Si con el compresor sigues sin poder inflar la rueda recuerda que debes pulverizar o mojar bien la cubierta y la llanta; aunque parezca una tontería el agua ayudará mucho al inflado de la cubierta. Y por último, no suele fallar dar presión por la válvula pero con el obús quitado. De esta manera entra mucho más caudal de aire de golpe y se inflan la práctica totalidad de cubiertas, incluso cubiertas de descenso que suelen ser más duras y de mayor balón. En cuanto la rueda inche deja de dar presión para no reventarla, porque el manómetro no marcará la presión. Retira el compresor y rosca el obús rápidamente; con un poco de maña y rapidez aunque en el proceso la rueda pierde un poco de presión, en cuanto el obús está roscado puedes volver a inflar con el compresor y regular la presión sin problemas.

¿Cuánto dura el líquido dentro de la rueda?

Pues depende de muchos factores. Si utilizas cubiertas tubeless dura más porque sellan mejor y tiene que trabajar menos. Puede durarte hasta tres meses o más, pero recomiendo recargar antes porque el líquido irá perdiendo propiedades y cada dos meses como mucho es bueno revisar.

Con cubiertas normales tendrás que revisarlo mucho más a menudo. Yo recomiendo revisar cada semana o dos semanas, si todo va bien y no ha secado no hagáis nada, pero si notáis que queda poco recargar. Con media dosis puede ser suficiente. No es necesario meter líquido sellante a saco, funcionará igual con la dosis mínima. También depende del clima, en verano seca más rápido que en invierno. Y siempre recomiendo revisar un par de días antes de la competición.

¿Entonces cada cuánto tiempo es recomendable recargar?

Cada 2 meses como mucho es un tiempo prudencial para meter media dosis de recarga. Tener en cuenta que aunque la rueda no llegue a mostrar pérdidas de aire, la mezcla que va dentro de la rueda irá perdiendo sus propiedades sellantes poco a poco. Esto significa que en caso de pinchar, si queda poco líquido porque está casi seco, o si ha pasado mucho tiempo sin recargar es posible que el poco líquido que quede no sea capaz de tapar el pinchazo. Media dosis cada dos meses te garantiza tranquilidad total, estanqueidad duradera y auto-reparación de pinchazos en ruta.

¿Y cada vez que meto una recarga meto más peso?

Ten en cuenta que el líquido es agua con el producto mezclado. Cuando se va evaporando el agua, a la vez disminuye el peso de la rueda, porque el residuo seco del producto es escaso. Cuando recargues de nuevo añadirás otros 41 gramos en recarga total o 20 gramos en recarga parcial, pero dentro puede que le queden escasamente 10 gramos de la recarga anterior. Es posible que lleves en el peor de los casos 50 gramos después de la segunda recarga, pero ¿qué son 10 gramos más?

¿Y cómo recargo el líquido de dentro cuando note que ha secado?

Pensaréis que desmontar la rueda para meter el líquido es un poco rollo. Efectivamente yo pensaba lo mismo. El kits vienen con una válvula que se desmonta para poder meter el líquido por ella. Pero esto plantea problemas porque al desmontar la válvula algunas cubiertas se desmontarán de la llanta debido a la presión cero, y para volver a hincharlas es posible que necesitéis utilizar compresor nuevamente, cosa que casi nadie tiene en casa. Por no decir que con casi total seguridad se romperá todo el sellado que el líquido del primer montaje realizó, teniendo la nueva recarga que comenzar a trabajar desde cero.

Por eso, aunque podéis quitar el obús y meter el líquido por la válvula recomiendo utilizar una jeringuilla con aguja de la medida 1,2. Es una aguja muy gorda que deja pasar sin muchos problemas el líquido desde la jeringa al interior de la rueda. Es importantísimo que quitéis presión a la rueda dejándola blandita, pero sin que se desacople la cubierta de la llanta. De lo contrario la presión de dentro de la rueda al pinchar hará que el émbolo de la jeringa salga despedido hacia atrás con fuerza y de forma peligrosa. Entonces llenando la jeringa pinchar la rueda por un taco. Así no tenéis que desmontar válvula, ni volver a dar aire con el compresor, ni nada. Una vez recargada la rueda la giráis un poco para que el líquido llegue al lugar del pinchazo y volvéis a dar presión, revisad y moved la rueda hasta que comprobéis que ha sellado correctamente el pinchazo.

Yo estoy seguro de mi líquido sellador, por eso puedes estar tranquilo si pinchas un tubeless, porque no pasará nada. Pero siempre podéis desmontar, limpiar, (poner nuevas cintas si fuera necesario), meter nuevo líquido y cerrar.

Llevo con la llanta convertida unos meses sin problema, pero ahora me comienza a perder aire constantemente y no sé qué pasa...

Pues revisa si te queda líquido sellante dentro de la rueda, para ello quítala de la bici y agítala un poco. Si suena es que queda líquido; si no suena debes meterle una recarga. Si tiene líquido sellante pero sigue perdiendo aire entonces es posible que tengas algún corte en la cubierta. Recuerda, cada dos meses como mucho es recomendable meter una recarga con media dosis.

Revisa tus ruedas sobre todo al principio, hasta que veas lo que suele durar; es mejor llevar un poco de más que quedarte seco en medio de una excursión, pues puedes tener pérdidas de presión.

¿Se estropea la cubierta de utilizarla con el líquido sellante?

Si decides volver a las cámaras desmontas la rueda, quitas la válvula, metes la cámara y das presión. Sin problema. Si eres muy cuidadoso puedes entretenerte en quitar los restos del líquido sellante con agua si está mojado, y raspando un poco con la misma mano si ya está seco todo. Se desprenderán como mucho unas escamitas de restos de producto. Sólo se ha observado que la cubierta phyton light tubeless se deforma cuando está en contacto con un líquido durante varios meses, o cuando se le pone un parche. La disolución del parche y el líquido sellante o antipinchazos de cualquier marca sí que afectan a este modelo de cubierta en concreto.

Hay controversia con cubiertas que sufren deformaciones, y las marcas de cubiertas se han apresurado a decir que es por culpa del amoniaco de los sellantes. Nosotros lo único que alegamos es que tanto sellantes como el nuestro que llevan un porcentaje de amoniaco menor al 0,1%, como otros sellantes que no llevan nada de amoniaco en su composición producen los mismos efectos, y que incluso metiendo agua dentro de una cubierta sufre el mismo problema. Por tanto está claro que las deformaciones no están causadas por el amoniaco. Además poniendo dos cubierta de la misma marca a la vez y añadiendo sellante a las dos, se da el caso de que una de ellas sufre deformaciones y la otra no... por tanto de nuevo nos encontramos con que el problema está en la propia cubierta, no en el sellante que se le pone.

¿Se estropea la válvula con el tiempo?

Estropearse no se estropea, pero el propio líquido sellante irá ensuciando la válvula por dentro y puede ocasionar que no entre bien el aire o que pierda presión. Llegado este punto utiliza el tapón afloja obuses para desenroscar el obús interior y entonces podrás limpiar con cuidado el interior y el propio obús. No utilices nada que pueda rayar el interior de la válvula o posteriormente podrías tener pérdidas de presión.

¿Es perfecto el sistema?

No es perfecto en el sentido de que debes hacer una serie de operaciones para sellar la llanta, y dependiendo de lo manitas que seas quedará mejor o peor. Además debes aprender a revisar el líquido sellante que te garantiza la estanqueidad total y el antipinchazos. Si sigues las instrucciones no debes tener problemas para nada. Es cierto que poco a poco irás aprendiendo como funciona el sistema y cada vez te irá mejor. Todo el mundo lo dice: "Al principio desconfiaba, pero superados los problemas de inexperiencia inicial cada vez estoy más contento."

¿Sirve para ruedas de carretera?

El líquido es el aliado perfecto de las cubiertas tubeless de Hutchinson y de cualquier otro modelo de cubierta de carretera que tenga la indicación por el fabricante de ser tubeless. Igual que en montaña se pueden utilizar cubiertas no tubeless en carretera sólo te recomendamos utilizar cubiertas tubeless. Y date el gusto de clavar clavos en la rueda de carretera y comprobar cómo al igual que en la de montaña, aunque esta vez tenga 7-8 kilos de presión (presión recomendada para tubeless de carretera), apenas sale una gotita de sellante y no pierde presión.

Para tubulares con válvula fina desmontable. Simplemente abre el tubular por la válvula y añádele 25 ml de líquido para conseguir un tubular blindado y olvidarte de los pinchazos para siempre. También puedes convertir la rueda a tubeless, sin cámara ni tubular, debes utilizar nuestro Road Kit.

Trucos para los que tengan llantas tubeless (como una Cross Max o una Cross Land)

Aunque parezca mentira, normalmente te costará bastante más hinchar cubiertas no tubeless en una llanta tubeless que en una llanta no tubeless convertida con nuestro kit. Para solucionar este problema, si no consigues hinchar la cubierta no tubeless que te gusta, por ejemplo en una Cross Max, entonces haz lo siguiente: con la llanta seca y limpia tapa el canal central de la llanta pegando por ejemplo un burlete de puertas que encaje en el canal, dando una vuelta completa y dejando sólo libre el espacio de la válvula.

Deja las ruedas con la válvula abajo...

De un día para otro, o cuando no montes durante unos días, deja las ruedas con la válvula en la parte inferior, (mirando el tapón hacia arriba). De esta manera, si quedó algo de sellante en el interior de la válvula escurrirá hacia abajo, y la válvula no se ensuciará tanto.

Piensa que el sellante puede ensuciar la válvula, por lo que haciendo esto te durará más tiempo limpia y en perfectas condiciones. Si se te ensucia y no pasa bien el aire, o da pérdidas de presión, entonces utiliza el tapón terraja que incluimos ahora en el kit para abrir la válvula y limpiar con cuidado su interior.

Happy trails...